Actualidad

Ilumina una vida, la campaña de acompañamiento a telefónico a personas mayores de Alares cumple dos semanas de éxito rotundo

Ilumina una vida, la campaña de acompañamiento a telefónico a personas mayores de Alares cumple dos semanas de éxito rotundo

Ilumina una vida, la campaña de acompañamiento a telefónico a personas mayores de Alares cumple dos semanas de éxito rotundo

La campaña Ilumina una vida puesta en marcha por Alares ha tenido una gran acogida. En las primeras horas de su puesta en marcha recibió 700 llamadas, pero estás se han multiplicado considerablemente en los últimos días.

Un total de 157 trabajadores de la compañía las atienden fuera de sus horarios laborales, y la empresa ha recibido 356 contactos de personas que han querido unirse a prestar apoyo telefónico, por lo que son más de 500 personas las que día a día atienden las llamadas de manera totalmente altruista.


Hasta la fecha, llevamos registradas un total de 6300 llamadas atendidas por trabajadores de Alares, voluntarios, médicos, psicólogos y terapeutas. 

En “Alares prestamos servicios asistenciales que tienen como fin hacer la vida más fácil y feliz de cualquier persona y sus familias, independientemente de su edad, no solo ofrecemos servicios a mayores, pero hemos querido crear un programa especial para ellos, ya que la soledad, el sentimiento de rechazo, el abandono y el aislamiento pueden llegar a ser muy dañinas”, afirma Javier Benavente, Presidente de Alares. 

Beatriz Coleto, Coordinadora del proyecto Ilumina una vida, afirma que se puede sentir el miedo y la soledad a través del teléfono, pero a medida que avanzamos en la conversación, les proporcionamos información veraz, les damos tranquilidad y consejos, así como tareas para hacer en el día, y notamos como la calma y la serenidad llega a ellos.

¿Dónde nace la iniciativa Ilumina una vida?

Mercedes ya no está sola. Cada mañana a las 08:00, desde hace 9 días, nos llama. Hablamos con ella y nos cuenta como va a enfrentarse al día. 

Le pedimos que coja papel y boli y desde el otro lado del teléfono vamos anotando con ella la rutina del día. Hablamos sobre lo que va a cocinar. También nos comenta que va a coser. Dice que cuando todo pase, quiere hablar con el cartero del pueblo para hacernos llegar unos calcetines. Nos pregunta cada día si preferimos una bufanda, pero le decimos que para el tiempo que vamos, mejor calcetines. 

Le informamos de las películas que hay en la tele y le hemos pedido que vea al menos una de ellas, y nos la cuente al día siguiente. 

Por la noche nos vuelve a llamar, hablamos de como ha ido el día y le damos la serenidad que necesita para pasar tranquila de noche. 

Le decimos que mañana a las 08:00 cuando le suene la alarma nos tiene que volver a llamar. Ella lo tiene apuntado, nos dice que ha puesto en grande, llamar a la nueva familia que tengo.

Cada día nos pregunta lo de la bufanda, pero cada día le recordamos que mejor los calcetines. Ella dice que se le olvidan las cosas pero le decimos que estamos a su lado para recordar. Sentimos su risa al otro lado del teléfono. 

Mercedes, Gustavo, Adoración, Eugenia, Pedro… forman parte de las más de dos millones de personas mayores de 65 años que viven solas en nuestro país, de los cuales más de ochocientas cincuenta mil son mayores de 80 años. 

En este sentido, hace unos meses, desde Alares, pusieron en marcha la iniciativa Ilumina una vida, de acompañamiento a mayores en sus domicilios.

El programa se encuentra abierto a la colaboración ciudadana; en especial de jóvenes que deseen ceder parte de su tiempo para atender, hablar, y escuchar activamente a personas que en estos momentos necesitan compañía. Pueden hacerlo en el siguiente enlace.

Como ahora no podemos acompañarlos en sus domicilios, hemos puesto en marcha esta maquinaria solidaria de llamadas gratuitas, y gracias a las mismas, cuando se cuelga el teléfono, tanto la persona que ha atendido la llamada como la persona que la ha hecho se sienten un poco mejor.

En los próximos días se espera que las llamadas se dupliquen dado el crecimiento que ha ido teniendo la campaña, sumado a la ampliación del Estado de Alarma, ya que es mayor el tiempo que las personas mayores tienen que permanecer aisladas. Para ello, se ha activado un protocolo especial en Alares para atenderlas todas reduciendo al máximo los tiempos de espera.

*Si te ha resultado interesante este artículo, te animamos a seguirnos en TWITTER
y a suscribirte a nuestra NEWSLETTER DIARIA.

RRHHDigital

All copyrights for this article are reserved to Portada

Mostrar mas

Articulos Relacionados

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Close