Los datos del último Estudio ManpowerGroup de Proyección de Empleo para el tercer trimestre de 2020, reflejan pesimismo en las intenciones de contratación de los directivos españoles. Únicamente el 6% de los directivos pronostican un aumento de sus equipos, frente a un 16% que esperan una disminución y al 63% que no prevén cambios. Las entrevistas a los directivos se llevaron a cabo durante la situación de alerta sanitaria provocada por la pandemia de COVID-19, y las estimaciones reflejan el impacto de la crisis sanitaria mundial.

Una vez aplicados los ajustes estacionales, la Proyección es de -12%, se trata de las perspectivas más desfavorables en 11 años, con una disminución de 18 puntos porcentuales, si se comparan con las del trimestre anterior, y de 16 puntos porcentuales respecto a las del mismo periodo del año pasado.

Como explica Raúl Grijalba, Presidente Ejecutivo de ManpowerGroup España, “las previsiones reflejan claramente el impacto del COVID-19 en el tejido empresarial. Aunque sectores como el de la logística y transporte o el de IT, han conseguido minimizar el impacto de la alerta sanitaria, un 68% de la actividad normal de las empresas se ha visto afectada. La recuperación únicamente será posible garantizando una vuelta al trabajo segura para los profesionales, y estableciendo un con un pacto por el Empleo y la Empleabilidad que restablezca la confianza de las compañías y las ayude a avanzar en un contexto de transformación”.

Descensos en todas las regiones

El Estudio realizado por ManpowerGroup divide el país en seis regiones para valorar las previsiones en cada una de ellas: Centro (Castilla-La Mancha y Madrid); Este (Comunidad Valenciana y Murcia); Noreste (Cataluña e Islas Baleares); Noroeste (Asturias, Castilla y León y Galicia); Norte (Aragón, Cantabria, La Rioja, Navarra y País Vasco) y Sur (Andalucía, Extremadura e Islas Canarias).

Siguiendo esta clasificación, los datos reflejan en las seis regiones que los directivos prevén reducir sus equipos durante el periodo comprendido entre julio y septiembre. Se espera que los mercados laborales más débiles sean los de las tres regiones con las peores Proyecciones de Empleo Neto (-13%): el Centro, el Noroeste y el Sur. En lo que respecta al resto del país, los directivos del Este constatan unas perspectivas de contratación poco favorables, con una Proyección de -11%, y las Proyecciones para el Norte y el Noreste se sitúan en -10% y -9%, respectivamente.

Los sectores de Hostelería y Comercio, en mínimos de 17 años

Los directivos de los siete sectores de actividad prevén reducir sus equipos durante el próximo trimestre. Se espera que los sectores que registren la menor actividad de contratación sean el de la Hostelería, con una Proyección de Empleo Neto de -26%, y el del Comercio Mayorista y Minorista, con una Proyección de Empleo Neto de -25%. Además, de los siete sectores de actividad estudiados los directivos del sector de la Hostelería son los que muestran una menor confianza en las contrataciones, la más baja desde que empezó a realizarse el estudio hace 17 años. Y la previsión para el sector del Comercio Mayorista y Minorista también es la peor desde que se iniciara el estudio, con niveles equiparables a los del primer trimestre de 2009.

En el sector de las Otras Industrias (Minería e Industrias Extractivas; Agricultura y Caza; Energía Eléctrica, Gas y Agua) y en el de la Construcción, las perspectivas de contratación también son desfavorables, con una Proyección de Empleo Neto de -15% y -14%, respectivamente. En lo que respecta a los demás sectores, los directivos de la Industria Manufacturera también informan de planes de contratación desalentadores para el sector, cuya Proyección de Empleo Neto se sitúa en -6%. Se prevé que el mercado laboral del sector de los Otros Servicios (Actividades Sociales; Transporte, Logística y Comunicaciones) esté poco activo, con una Proyección de -4%, y la Proyección es de -2% para el sector de las Finanzas y los Servicios Empresariales.

Reducciones en todos los tamaños de empresa

Los directivos entrevistados se clasifican de acuerdo con cuatro tamaños de organizaciones: las microempresas, que cuentan con menos de 10 empleados; las pequeñas empresas, que cuentan con entre 10 y 49 empleados; las medianas, de entre 50 y 249 empleados, y las grandes empresas, que cuentan con al menos 250 empleados.

En las cuatro categorías, los directivos prevén reducir sus equipos durante los próximos tres meses. El mercado laboral que se podría calificar como más débil es el de las microempresas, con una Proyección de Empleo Neto de -15%, frente a las Proyecciones de -13% y -12% de las pequeñas y medianas empresas, respectivamente. En lo que respecta a las grandes empresas, los directivos apuntan a una contención en el ritmo de contratación, con una Proyección de -4%.

Alemania, el único país de la eurozona que crea empleo

El estudio de ManpowerGroup sobre el tercer trimestre de 2020 revela que los directivos de 35 de los 43 países y territorios incluidos en el estudio esperan reducir sus equipos durante el periodo comprendido entre julio y septiembre de 2020, frente al aumento de empleo previsto en siete de ellos.

Se espera que los países con el mayor ritmo de contratación sean Japón, India, Estados Unidos, China y Taiwán, y los mercados laborales más débiles, según la previsión de sus directivos, serían los de Singapur, Costa Rica, Colombia, Perú y Suráfrica.

Los directivos de 24 de los 26 países de la región de Europa, Oriente Medio y África (EMEA) esperan reducir sus equipos durante el próximo trimestre, aunque en Croacia y Alemania se prevé un leve aumento del empleo. Los planes de contratación disminuyen en todos los países de la región tanto respecto al trimestre anterior como respecto al mismo periodo del año pasado. Se espera que los mercados laborales más sólidos sean los de Croacia y Alemania, mientras que los más débiles, según la previsión de sus directivos, serían los de Suráfrica, Eslovaquia y Rumanía.

All copyrights for this article are reserved to Observatoriohr

Quantcast