El e-commerce se alza como uno de los grandes beneficiados de la pandemia del COVID-19 y multiplicando sus ventas

El e-commerce se alza como uno de los grandes beneficiados de la pandemia del COVID-19 y multiplicando sus ventas

La pandemia del coronavirus (Covid-19) ha afectado de manera indudable a numerosos negocios, empresas y puntos de venta, que se han visto obligados a permanecer cerrados durante varias semanas, no generando ingreso alguno. Frente a ellos se alzan, no obstante, aquellos enfocados en el ecommerce o comercio electrónico, que refulgen ahora más que nunca.

Este tipo de comercio ha ido experimentando un evidente auge a lo largo de los años recientes gracias la expansión del uso de Internet y el crecimiento de los negocios online. Ahora, tras la crisis de la Covid-19, su uso apunta a intensificarse en el futuro más próximo, donde el contacto con otras personas continuará estando limitado en favor del distanciamiento social.

Como expresan desde la agencia especializada en la creación y mantenimiento de páginas web NeoAttack, este contexto obliga a que los negocios redoblen sus esfuerzos en este campo, que abarca numerosos ámbitos.

Un crecimiento en el día a día

Un estudio realizado por la EAE Business School revela que, según sus datos, el 30 % de las personas asegura que intensificará sus compras por Internet con motivo de la pandemia. Además, aumentan las compras en categorías que antes, quizá, no se apreciaban como propias del panorama online, como la alimentación.

Una tendencia que lleva años acrecentándose y que, ante la incidencia del virus, parece que solo ha acelerado.

Todos ganan, pero los grandes beneficiados ya eran grandes antes

En este nuevo contexto, tanto el comercio minorista como las grandes empresas se han visto beneficiadas de las compras en ecommerce. Sin embargo, la pandemia del coronavirus ha ayudado a crecer aún más a las gigantes del sector, las cuales experimentaban ya un notable ritmo en sus operaciones antes de la crisis sanitaria.

Es el caso de Amazon, por ejemplo, quien en plena pandemia reforzaba su plantilla en 175.000 personas. Un incremento de personal al alcance de muy pocas firmas alrededor del mundo y que refleja de manera meridiana la dominancia de la compañía norteamericana.

«En marzo y abril, anunciamos planes de contratación, y desde entonces hemos contratado a 175,000 personas en nuestra red de distribución y entrega en respuesta al aumento de la demanda de los clientes y para ayudar a los empleados existentes», declaraba la empresa. Aunque es de esperar que este notable incremento descienda tras la vuelta de la vida a las calles, la tendencia se muestra clara.

Los retos del ecommerce

La nueva situación abre, o ahonda, en un escenario que se ha estado gestando a lo largo de los tiempos más recientes. Uno en el que se habrá de ser competitivo de manera muy especial en la red de redes donde, al mismo tiempo, cada vez son más las empresas y negocios que ofrecen sus servicios.

Esto plantea una serie de nuevos retos para el comercio electrónico que han de ser resueltos de cara a poder ofrecer la mejor experiencia al cliente y prosperar.

Una página web funcional

El comercio a través de Internet comienza, en cualquier caso, por una buena página web. Es la primera toma de contacto la que determinará, en múltiples ocasiones, si un potencial cliente decide serlo o no, por lo que ha de encontrase diseñada pensando en todo momento en el tipo de público al que quiere llegar y cuáles son las necesidades de este.

Como bien destacan en el servicio de gestión mencionado, resulta capital para una página web contar con diseño adaptado a dispositivos móviles –dado que es una de las principales herramientas de navegación en la actualidad–, así como una correcta arquitectura que facilite a uno a desplazarse entre los diferentes apartados. Hechos, por supuesto, que para cada caso deberán aplicarse de manera distinta.

Diferenciarse de la competencia mediante una buena experiencia web es una de las claves para que un negocio ecommerce que, a la luz de la situación derivada de la Covid-19, jugará un papel más relevante a partir de ahora.

Un sistema de pagos seguro

Gigantes como Amazon disponen de una de las mejores pasarelas de pago del momento, pero también de otros métodos alternativos como PayPal. Disponer de varias opciones es uno de los alicientes que incita a la compra y que un negocio que quiera triunfar online deberá considerar.

Según un estudio realizado por la web especializada en el sector Research and Markets señala que se están reforzando las apuestas por métodos de pago que garanticen la seguridad y protección ante posibles fraudes. Con un aumento del comercio electrónico, también los timos han crecido online.

Todo ello en conjunto, sumado a una buena estrategia de marketing, puede conseguir alzar una web como referente en un sector o, al menos, aumentar sus ventas para hacer que el negocio sea sostenible en su versión ecommerce y no depender tanto de un punto de venta físico. 

*Si te ha resultado interesante este artículo, te animamos a seguirnos en TWITTER
y a suscribirte a nuestra NEWSLETTER DIARIA.

RRHHDigital

All copyrights for this article are reserved to Portada

Quantcast