La acelerada transformación digital, que han atravesado las compañías para adaptarse a la nueva realidad durante la pandemia de la Covid-19, ha motivado cambios en la gestión del talento. Los nuevos líderes juegan un papel fundamental a la hora de inspirar y motivar, e influyen en gran medida en aspectos clave como la conciliación, el bienestar, la productividad o el sentido de pertenencia. Sin lugar a dudas, la gestión del capital humano es uno de los mayores activos dentro de una organización y una tendencia en Recursos Humanos que se consolidará en 2021.
InfoJobs ha llevado a cabo un estudio para analizar qué cualidades debería tener el jefe o líder ideal, según la población activa española. Los resultados confirman que saber reconocer, felicitar y apreciar los logros, además de tratar bien al equipo es para el 47% de los españoles la skill más valorada. Seguida de ser honesto/a y confiable, y la empatía (ambas con un 41%). Analizando el resto de cualidades, la población activa destaca saber trabajar en equipo (37%) delegar y confiar (35%), la humildad (29,5%), la escucha activa (25,5%), ser organizado y centrado en objetivos (24%) y generar autoridad, pero no imponerla (24%).
Los últimos puestos del ranking están ocupados por ser capaz de trabajar bajo presión (9%), autenticidad y pasión (ambas con un 6%), “tocar el corazón antes de pedir la mano” (4%) y coraje (2,5%).
Fuente: Infojobs.Las empresas buscan directivos visionarios y organizados y los trabajadores prefieren líderes capaces de trabajar en equipo, delegar y confiar
La skill más valorada por la Población Activa (PA) en un líder concuerda con el II Barómetro del empleo realizado por InfoJobs, que sitúa la falta de reconocimiento en el trabajo como la 6ª preocupación de los españoles en material laboral, y la primera vinculada a un aspecto emocional. En cambio, difiere de la soft skill más demandada por las empresas en los directivos, que es la visión global y la amplitud de miras, según el 41% de las empresas encuestadas. Ser honesto/a y confiable es de las pocas cualidades que coinciden ocupando el segundo lugar para empresas y PA.
Otra gran diferencia recae en la capacidad de trabajar bajo presión que para el 31% de las empresas es importante mientras que sólo lo es para el 9% de la PA. De igual forma ocurre con el compromiso, que es muy relevante para las empresas (36%) mientras que cae al puesto número 15 para la PA, con el 15% de las menciones. La experiencia es otro aspecto donde encontramos diferencias significativas: el 35% de las empresas opina que es una habilidad fundamental para un directivo, mientras que sólo el 21% de la población activa española lo considera una cualidad de un buen líder.
Fuente: Infojobs.Las mujeres quieren líderes que sepan apreciar y reconocer los logros y los hombres prefieren la honestidad y la confianza
Analizando el ranking, prácticamente no hay diferencias significativas entre hombres y mujeres, las cualidades únicamente varían según el peso y la posición. De esta manera, el 51% de las mujeres menciona que el reconocimiento es la principal cualidad que debería tener un buen líder; en cambio, los hombres la sitúan en segundo lugar con el 42% de las menciones. Para ellos, ser honesto y confiable es lo más importante (44%); esta cualidad para las mujeres ocupa la tercera posición, con el 38% de las menciones.
Por orden, la segunda skill más valorada por las mujeres es la empatía (38%) mientras que para los hombres cae a la 5ª posición con el 37% de las menciones por parte de la población activa española. También vemos una pequeña diferencia en cuanto a delegar y confiar, que para ellos ocupa la tercera posición (35%) y para ellas baja hasta la 5ª posición con 32,5% de menciones.
Los más jóvenes (16 a 24 años) opinan diferente: la empatía es lo más importante
Si realizamos la comparativa por edades segmentadas, destacamos las diferencias del grupo más joven de edad (16 a 24 años): para los centennials —los nacidos a partir del 95— la empatía es lo más importante (49%), mientras que en la encuesta general desciende a la tercera posición. Seguido por el reconocimiento (44%) y la humildad (37%), que, en este último caso, cae a la 7ª posición en la encuesta general.
Observamos otra diferencia en la población activa comprendida entre 25 y 34 años: Para ellos la humildad sigue siendo importante, la sitúan en 5ª posición con el 35% de las menciones, mientras que ningún tramo de edad posterior lo incorpora como una cualidad fundamental en un buen líder.

Quantcast