El valor de la formación para el negocio es incontestable y una amplia mayoría de organizaciones estructuran planes de aprendizaje alineados con las necesidades de su negocio y enfocados a adelantarse a sus necesidades futuras. La digitalización está sofisticando día a día las metodologías y herramientas de eLearning, si bien ello no impide que para muchas empresas la primera opción sigue siendo la de que sus equipos se desarrollen a través de la formación tradicional dirigida por un instructor. La formación en aula es un método probado pero el eLearning es mucho más progresivo, ya que permite formar al equipo más rápido y a un menor coste sin perder, e incluso, logrando una mayor calidad.
¿Menos coste? Sí, así es. Aunque el aprendizaje tradicional parezca más económico a corto plazo, requiere de actualizaciones continuas que a largo plazo representan una inversión importante. A continuación destacamos tres cosas en las que puedes ahorrar si optas por el eLearning:
Instructores presenciales
No necesitas contratar un instructor presencial y preocuparte sobre sus tarifas, aunque es posible que necesites contratar a un profesional para crear cursos en línea, pero en este caso será un gasto único. Una vez tienes un curso listo, puedes volverlo a utilizar tantas veces como sea necesario con cualquier número de empleados.
Viajes y alojamiento
Ya que todos los materiales de aprendizaje están disponibles en línea, los empleados pueden verlos cuando quieran y desde cualquier parte del mundo. No hay necesidad de reunir a todo tu equipo en un lugar y gastar una fortuna en habitaciones de hotel y gastos de viaje. Esto es especialmente importante para organizaciones globales con equipos distribuidos alrededor del mundo.
Impresión
Con el contenido en línea también puedes reducir costos de impresión. No necesitas imprimir guías, manuales o folletos para cada sesión de formación. Puedes distribuir fácilmente todos estos materiales a tus empleados en formato digital. Ellos podrán almacenar el contenido en su ordenador y revisarlo siempre que quieran. Además de ahorrarte dinero, el eLearning puede ayudar a un negocio a ser más ecológico y reducir el desperdicio de papel.
Y hay más…
Hemos cubierto algunos costos evidentes que desaparecerán cuando lances la formación eLearning en tu empresa.Tiempo productivo perdido
Cada vez que tus empleados asisten a sesiones de formación presenciales, pierden tiempo en su carga de trabajo diaria. ¿Alguna vez has calculado la pérdida que eso representa en dinero? Si lo has hecho, puede haber sido una sorpresa negativa. El eLearning permite a los empleados acceder a la formación en su tiempo libre.
Incorporación de nuevos empleados
Con una tasa de rotación promedio del 44,3%, es muy costoso para las empresas formar cada nueva incorporación individualmente. El eLearning puede ayudar a reducir estos costos exponencialmente. No necesitas crear un nuevo programa de formación cada vez o asignar un mentor a cada nuevo miembro del equipo. Lo único que necesitas es crear un curso de incorporación y ofrecérselo a todos los nuevos empleados.
Escalabilidad del negocio
Este punto está relacionado de alguna forma con el anterior. Un negocio en crecimiento es aquel que se encuentra normalmente en expansión, no solo en ingresos y ganancias, sino también en el tamaño del equipo. Al usar tecnologías de eLearning, puedes formar cientos de empleados en un solo día con un solo contenido.
Conclusiones
A largo plazo, el coste de la formación presencial, especialmente para las empresas grandes, supera la inversión inicial en la implementación del eLearning. Si estás considerando lanzar una formación en línea en tu organización pero tienes dudas sobre si tu empresa ahorrará dinero, necesitas estimar tus inversiones futuras en eLearning. La hoja de gastos debería incluir:
el coste del software de eLearning,
el salario de tu equipo
y las inversiones en desarrollo de contenido.
Una vez completados los cálculos, compara el coste del eLearning con cuánto estás destinando a la formación presencial; es muy posible que te lleves una alegría al darte cuenta de lo mucho que puedes ahorrar a largo plazo al utilizar modalidades de eLearning.

Quantcast