Metodología, herramientas, nuevos modelos de gestión. La evolución de las evaluaciones de desempeño es un tema interesante a tratar puesto que en los últimos años ha experimentado un notable avance.
Lo que comenzó como un procedimiento formal y productivo para medir el trabajo y los resultados de un empleado en función de sus responsabilidades laborales, ahora juega un papel indispensable al proporcionar retroalimentación de y para los empleados y la gerencia, de modo que todos sean más conscientes de sí mismos en términos de rendimiento y resultados.
Hoy el compromiso de las personas que forman tus equipos de trabajo es realmente una métrica indispensable para comprender el éxito de tu estrategia general de gestión del desempeño de los empleados. El catalizador lo marca la manera que tengas de medirlos.
La realidad antes de la evolución de las evaluaciones de desempeños
Sin gente talentosa y dedicada, un negocio es poco más que una gran idea. Puede parecer obvio, pero lo cierto es que las empresas no siempre se enfocaron en la gestión del desempeño de los empleados para estimular su crecimiento y satisfacción como lo hacen ahora.
Hasta hace unos años las organizaciones han llevado a cabo sistemas de evaluaciones en base a muchos factores, tales como:
La naturaleza del negocio.
El número de empleados.
Las metas organizacionales.
Las necesidades de formación para su implementación.
Los costes asociados y la reducción de errores.
Generalmente se realizaban revisiones anuales poniendo gran énfasis en las recompensas y castigos financieros y su valoración de fin de año; donde se responsabilizaba a las personas por su rendimiento y productividad, fomentando la competitividad y la incertidumbre. Lo que generaba cierta tensión y un gran número de papeleo y procedimientos a expensas de mejorar el desempeño y preparar el talento para el futuro.
Hoy muchas empresas han reinventado su evaluación del desempeño para que sea más continua. Las organizaciones se están dando cuenta de que la antigua forma de hacerlo ya no funciona.La fuerza laboral actual pide relaciones auténticas entre empleados y gerentes, así como oportunidades para el desarrollo y el avance de los profesionales. Así que esta época ha marcado el comienzo de la era disruptiva de la gestión continua del rendimiento.
¿Cómo han evolucionado las evaluaciones de desempeño?
La personalización se ha convertido en una parte clave para crear una experiencia agradable para el cliente, y las organizaciones están utilizando el mismo enfoque en sus esfuerzos por evolucionar las evaluaciones de desempeño. Un enfoque de gestión único para todos no puede sacar lo mejor de los empleados, porque cada persona es diferente.
Respondiendo al acrónimo inglés formado por los términos Volatility , Uncertatinty, Complexity y Ambiguity, el entorno VUCA en el que vivimos nos hacen navegar por cambios que se suceden de una manera frenética y vivimos acontecimientos sin precedentes donde, por ejemplo, una pandemia lo cambia todo.
Si a ello le sumamos otra gran realidad como es que a día de hoy los equipos están formados por personas de diversas generaciones, orígenes, culturas y ubicaciones; y ha habido un increíble impulso del trabajo remoto, la fuerza laboral es más diversa que nunca. Tal como afirma David Padilla, Fundador de la startup de gestión de recursos humanos Kenjo, “Las empresas que han pasado del presentismo al teletrabajo por la pandemia se han visto obligadas a buscar sistemas de evaluación por objetivos”.
¿Qué método escoger para las evaluaciones de desempeño en base a objetivos?
Existen muchos modelos de procedimientos que han ayudado en la evolución de las evaluaciones del desempeño.
Buscar soluciones y elegir un método adecuado para las evaluaciones del desempeño de los empleados que incorporen la gestión y el establecimiento de objetivos (OKR) a través de reuniones individuales y revisiones periódicas, es un reto.
Por ello, a día de hoy, la confianza en los datos individuales así como en las conversaciones de retroalimentación proporcionan a los gerentes las herramientas para adaptar un sistema de gestión del desempeño más adecuado, seleccionar las estrategias de desarrollo de los empleados y personalizar otros aspectos del trabajo en específico y de manera individual para cada profesional.
En esta guía de evaluaciones de desempeño, desarrollada por Kenjo, puedes encontrar recursos para ayudarte a crear o perfeccionar tu estrategia de gestión del desempeño de tus empleados, paso a paso.
Conoce las nuevas tendencias de las evaluaciones de desempeño
Como ya hemos visto, crear una experiencia positiva para los empleados requiere un compromiso a largo plazo y, en muchos casos, un cambio de mentalidad que se produce en cascada desde la alta dirección hacia abajo. En lugar de centrarnos en cómo sacar el máximo partido a la fuerza de trabajo, ahora el planteamiento es cómo ayudar a los empleados a dar lo mejor de sí mismos. Esto significa:
Equipar a las personas para que cumplan sus objetivos.
Implementar estrategias de desarrollo y capacitación de empleados más efectivas.
Ayudar a los empleados a sentirse más apasionados y creativos con su trabajo.
Diseñar una cultura laboral tanto dentro de entornos digitales como en el entorno físico.
La manera en la que han evolucionado las evaluaciones de desempeño las convierten en herramientas más funcionales y transformadoras. Se mantiene el ratio valorativo ya que es necesario para la generación de datos y el análisis, pero los nuevos procesos se establecen en base a:
COMUNICACIÓN: Se llevan a cabo a través de conversaciones entre gerentes y empleados que generalmente ocurren cuando se completan los proyectos, se alcanzan hitos o surgen desafíos.
EVALUACIÓN: Las evaluaciones de desempeño se realizan de manera horizontal, con sesiones donde ambas partes discuten sus objetivos y fortalezas y cómo pueden mejorarse mutuamente.
RETROALIMENTACIÓN: Manteniendo abierto un canal de comunicación constante, lo que permite a los profesionales resolver problemas en su trabajo actual.
Y añadiendo tecnología dentro de la ecuación se automatiza todo el ciclo y se estandariza el proceso de evaluación, lo que lo convierte en una excelente manera de brindar a todos tus empleados una oportunidad justa de desarrollo y mejorar la productividad a través de:
Gestión de la compensación: Con un software adecuado se puede incluir objetivos y metas comerciales y luego alinear la compensación de los empleados en función de resultados. Esto podría significar un aumento de sueldo o simplemente una recompensa o bonificación.
Informes y análisis: Un panel de análisis proporciona una descripción general de todas las métricas de la empresa. Con esas métricas, se puede comparar las evaluaciones del desempeño y podrás identificar las tendencias y problemas, así como pronosticar gastos y presupuestos.
Gestión de objetivos: Puesto que los empleados deben tener un conjunto claro de objetivos en cuanto a lo que se espera de ellos, un sistema puede permitir a los gerentes establecer objetivos a corto y largo plazo de manera personalizada para cada empleado. Y si no están logrando sus metas, el sistema lo registrará e informará en sus revisiones.
Aprendizaje y desarrollo: También existen módulos o plataformas externas encargadas de facilitar el entrenamiento continuo y el desarrollo personal.
Todas las organizaciones que han aprendido el arte de «ganar desde dentro» al poner foco en los empleados de forma personalizada confían en un proceso sistemático de evaluación del desempeño para medir y evaluar el trabajo de los empleados regularmente.
La gestión continua del rendimiento será motor de esta continua evolución de las evaluaciones de desempeños que estamos viviendo. Las herramientas de análisis de personas y otras tecnologías de recursos humanos que respaldan la gestión del desempeño ayudarán a los gerentes a involucrarse más en todos los aspectos del ciclo de vida de los empleados.
A medida que más organizaciones integren las tendencias de gestión del desempeño de los empleados y adopten conversaciones continuas, reconocimiento del talento y reforma de su proceso de revisión de desempeño, los gerentes construirán relaciones laborales auténticas y fomentarán el desarrollo y crecimiento de los empleados.

Quantcast