La acelerada transformación digital que están atravesando las compañías españolas para adaptarse a la nueva realidad que ha traído consigo la pandemia del COVID-19, ha motivado cambios en la gestión de talento. Sin embargo, no está siendo así en las administraciones públicas locales: hasta el 56% de los ayuntamientos carece de una hoja de ruta digital para la gestión de RRHH y sólo 1 de cada 3 tiene avanzado el proceso de digitalización del departamento.
Así se desprende del ‘II Estudio sobre la situación digital de la gestión de personas en los ayuntamientos españoles’, elaborado por Savia, empresa tecnológica líder en servicios de RRHH para la Administración Pública. Según se extrae de la segunda edición del Estudio, el uso de herramientas tecnológicas por parte de RRHH sólo se ha incrementado en una media de 5,7 puntos respecto al estudio anterior realizado en 2017. En este sentido, Luis Posadas, Director General de Savia, ha valorado que “el área de personal de los ayuntamientos todavía está muy lejos de asumir un rol estratégico e impulsor de la transformación digital y la brecha digital entre la Administración central y las administraciones locales cada vez es más acentuada”.
Mucho trabajo administrativo y un proceso de digitalización poco maduro
Las tareas operativas siguen consumiendo la mayor parte del tiempo del área de personal de los ayuntamientos españoles, tal y como señalan el 78% de los ayuntamientos, que denuncian un exceso de gestión administrativa. Por otra parte, los encuestados también señalan la falta de personal (75%) y la saturación por cambios legislativos (48%), como el segundo y tercer problema más habitual a los que se enfrenta el área de personal de las administraciones locales.
Pese a que casi el total de los encuestados (99%) afirma utilizar herramientas o software específico de gestión de nóminas, sólo un 49% utiliza herramientas de RPT y Plantilla o utiliza un área o portal de empleado (35%). Sin embargo, no ocurre del mismo modo en otros procesos de carácter administrativo como la gestión de OEP y bolsas de trabajo (3%), competencias profesionales (9%), analítica de RRHH (11%) o gestión de ayudas sociales (12%).
En este sentido, el Estudio pone de manifiesto la necesidad de modernizar y digitalizar los recursos humanos en el sector público local para garantizar la calidad de servicios que presta. Como explica Luis Posadas, “la Administración local es quien contribuye a impulsar los grandes cambios en la sociedad porque es la que está en contacto directo con el ciudadano, tal y como hemos visto durante la pandemia”.
Las gestorías pierden terreno frente a proveedores tecnológicos especializados
En los departamentos de personal más pequeños, formados por dos o tres empleados, dedican la mayor parte del tiempo a estas tareas administrativas. Sólo una minoría (el 24%) afirma trabajar con proveedores especializados que se encargan de realizar el ciclo de nómina y sus procesos asociados. La mayoría de ellos son gestorías, aunque van perdiendo terreno frente a proveedores tecnológicos especializados (que pasan de ser la opción para el 1,3% en 2017 al 4% en 2020).
En lo que respecta a la adopción de la nube, se aprecia un ligero incremento respecto a 2017. Pasan del 4% al 9% los consistorios que emplean ecosistemas de RRHH full cloud y del 18% al 22% los que han migrado algunos servicios a este entorno. El resto prefiere gestionar su personal con infraestructura técnica propia.
La brecha digital entre ayuntamientos y la Administración Central
Según el Barómetro de la Inversión TIC en las AAPP- Q1 2020, las inversiones tecnológicas de las entidades locales se han incrementado notablemente en 2020 y la crisis sanitaria y social no ha paralizado los proyectos tecnológicos. De hecho, el trabajo en remoto ha sido un revulsivo para la digitalización de RRHH, impulsando la demanda de suministros y servicios y modificando el funcionamiento interno de muchos ayuntamientos. Aunque aún está lejos de equipararse a otros servicios, como la transparencia o la Administración electrónica, que reciben más partidas presupuestarias.
De este modo, en la carrera de la transformación digital, tanto la Administración Central como la Autonómica les llevan mucha ventaja los ayuntamientos, sobre todo a los de mediano y pequeño tamaño.

Quantcast