REDI, Red Empresarial por la Diversidad e Inclusión LGBTI en el entorno profesional, tiene ya nueva Junta Directiva, fruto de un proceso electoral en el que 22 empresas e instituciones, de las más de 95 afiliadas, propusieron candidatura. El resultado de estas elecciones fue ratificado en Asamblea General celebrada el pasado 4 de febrero.
Un total de 12 entidades, 11 de ellas gran empresa: Accenture, Amadeus, AXA, BBVA, Nationale-Nederlanden, P&G, Repsol, SAP, SEAT S.A., Uría Menéndez, Vodafone y Trivu compondrán la nueva Junta Directiva que dirigirá REDI durante los próximos 3 años.
En su primera reunión, celebrada el 18 de febrero, se decidió el reparto de cargos que componen la Junta. La presidencia de REDI será ostentada por BBVA, en la persona de Ízaro Assa de Amilibia, responsable del proyecto “Be Yourself” en la entidad financiera. Pablo González, Alba Herrero y
Salvador Lorenzo, de las empresas Trivu, SAP y Repsol respectivamente, ocuparán los cargos de vicepresidencia de REDI.
Varias de las empresas elegidas repiten en su responsabilidad como parte de la Junta, es el caso de SAP, Accenture, Amadeus, AXA, Nationale-Nederlanden, P&G y Uría Menéndez. Las nuevas incorporaciones vienen de la mano de BBVA, Repsol, SEAT S.A., Vodafone y Trivu.
Todas ellas manifiestan su firme compromiso en la creación de espacios de trabajo aún más seguros y respetuosos para todos sus empleados/as sin importar su orientación sexual o identidad de género. Y ello a través de REDI, la primera y única red empresarial por la Diversidad e Inclusión LGBTI en España en la que, gracias a la unión de fuerzas por parte de sus asociadas, consigue visibilizar este compromiso y contribuir a conformar una sociedad más justa e igualitaria en los entornos laborales.
“Desde REDI celebramos la elección de una nueva Junta Directiva integrada por empresas de diferentes y muy diversos sectores profesionales y tamaños que aglutinan a decenas de miles de trabajadores/as. Esta composición muestra claramente la puesta en valor y seriedad con la que gran cantidad de empresas e instituciones abordan la gestión de la Diversidad e Inclusión LGBTI”, afirman Marta Fdez Herráiz y Óscar Muñoz, co-directores de REDI. “La elección de Ízaro de Assa, como presidenta de REDI, muestra claramente el compromiso de esta nueva Junta por visibilizar realidades más complejas dentro del colectivo: ser mujer y lesbiana, supone un doble techo de cristal en el entorno profesional”, señalan.
Para Ízaro Assa de Amilibia, presidenta de REDI, es “todo un reto ocupar la presidencia de REDI para los próximos 3 años”. La responsable de Diversidad de BBVA afirma: “He trabajado muy de cerca con REDI desde que BBVA se incorporó en 2019 y su labor es fundamental para seguir impulsando medidas que ayuden a normalizar al colectivo en los entornos laborales”.
¨Mi experiencia estos años al frente del equipo de Diversidad del banco me ha mostrado que la sociedad está dispuesta a aceptar cualquier tipo de realidad. Es más una labor de escucha activa, de saber identificar las necesidades de todos los grupos menos representados y darles voz dentro de la empresa”, señala.
Próximos retos
Desde su nacimiento en 2018 como asociación sin ánimo de lucro, REDI cuenta ya con más de 95 empresas adheridas. Su objetivo es fomentar un ambiente en el que se valore el talento sin importar la identidad, expresión de género u orientación sexual, acompañando y capacitando a las empresas en este recorrido.
Aunque se han alcanzado grandes avances en materia de igualdad, resulta innegable que todavía queda un gran camino por recorrer con respecto a la completa inclusión de las personas LGBTI en los contextos laborales, especialmente ante el escenario de incertidumbre a nivel internacional provocado por la actual crisis sanitaria. Precisamente, en este nuevo contexto es extremadamente necesario apostar firmemente por consolidar y ampliar los derechos conseguidos en pro de la diversidad. Para estos próximos tres años la nueva Junta Directiva de REDI se plantea algunos importantes retos como: inserción laboral colectivo trans, incrementar la visibilidad de las mujeres lesbianas, sensibilizar e incentivar al tejido de la pequeña y mediana empresa en la gestión de la D&I LGBTI o incrementar la colaboración con la administración pública.
Es importante recordar que la visibilidad de la propia orientación sexual en el ámbito laboral no es algo sencillo para todos. Varios estudios muestran que las personas LGBTI prefieren esconder su identidad por miedo a ser rechazadas. De hecho, sólo el 38% de las personas LGBTI en España está completamente fuera del armario en su trabajo. Esto implica que para un 62% de ellas existe la necesidad explícita de ocultar su orientación sexual e identidad de género, parcial o totalmente, en sus interacciones profesionales.
El colectivo LGBTI se enfrenta, pues, a diferencias en igualdad de oportunidades durante su vida laboral. Muchas veces estas diferencias se deben a sesgos y prejuicios existentes en la sociedad y, de forma particular en las empresas, que se ponen de manifiesto a la hora de seleccionar, contratar, desarrollar y promocionar el talento.
En este contexto, la existencia de REDI se hace especialmente necesaria como plataforma donde profesionales multidisciplinares y de distintas empresas pueden unir fuerzas para hacer más visible su compromiso con el respeto y la inclusión de la diversidad LGBTI en los entornos laborales, tanto públicos como privados.

Quantcast