Con perspectiva poliédrica. Así es la propuesta del liderazgo sistémico para cambiar el rumbo de una organización desde el conocimiento de las dinámicas que conectan a todos los elementos que la integran. Ejercerlo significa no sólo reconocer los patrones de supervivencia instalados, sino también integridad, humildad y coraje para saber que el cambio siempre tiene sabor agridulce.

Para leer en su totalidad este artículo escrito por David Valls i Coma, Ingeniero de Tecnología Humana. Cofundador y Shining Eyes Officer en Vision 3R. Coach Sistémico de equipos y directivos, haga clic en el botón.

Quantcast