Estos consejos son:

1. Evalúa la situación. En muchas ocasiones estos temores surgen de los típicos rumores de oficina. Sin embargo, “los aspectos objetivos a analizar son si ha habido una reducción importante en la cantidad de trabajo que nos encargan, si ya no te invitan a determinadas reuniones relacionadas con tu ámbito de actividad, si hay un nuevo responsable que quiere dirigir la empresa en una nueva dirección, etc.”.

2. Analiza tus fortalezas. Vuelve a revisar, con objetividad, cuáles son tus principales habilidades, aquellas que te han convertido en un elemento importante en tu compañía. Rememora las mejores experiencias profesionales de tu vida laboral y trata de sacarles provecho.

3. Enfoque: Mantén la concentración en tu trabajo y en tu organización. Nexian recomienda centrar toda nuestra energía en desarrollar nuestra actividad profesional de la mejor forma, “Alejando unos temores que, en la mayor parte de los casos, son irracionales”.

4. Fortalece tus debilidades: Conocer y trabajar nuestros puntos flacos nos hará personal y profesionalmente más completos. Trabaja cada carencia que hayas detectado. “También es muy recomendable mantener una reunión con nuestro superior, hacerle saber que nos importa el puesto y que deseamos desempeñarlo lo mejor posible”.

5. Innova. Sigue aprendiendo, no te estanques, aprende nuevas cosas y aplícalas en tu trabajo. Trata de mejorar tus procesos productivos y de incorporar nuevas ideas y herramientas a tu trabajo. En este caso concreto, Nexian cuenta con Assess Competencias, un método de evaluación y desarrollo propio diseñado para detectar los aspectos mejorables y alcanzar mejoras cuantificables y medibles en el tiempo.

6. Piensa, reflexiona y actúa. Pon tu miedo en perspectiva, no te anticipes a la situación. Eso sí, cuida tu trabajo y construye cada día una mejor versión de ti para convertirte en alguien más productivo día con día y, así, lograr que te valoren e, incluso, que te tomen en cuenta para otras actividades.

7. Elabora un Plan B. Actualiza tu CV y añade toda la experiencia y habilidades que has logrado en este trabajo. “Saber que estás preparado para asumir nuevos retos eliminará parte de tu miedo a ser despedido” afirman desde de Nexian, y muy probablemente sacará lo mejor de ti.


Veces visto
50

All copyrights for this article are reserved to Observatoriohr

Quantcast