Actualidad

La experiencia de valor al empleado, clave para el turismo

El sector turístico es una de las mayores industrias de la economía española. Según datos del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, España cerró 2018 con 82,6 millones de turistas extranjeros, un 0,9% más respecto al año anterior. Y eso sin contar a los propios españoles que se desplazaron unos días fuera de su hogar para conocer nuevos rincones o disfrutar de un periodo de descanso en algún punto del país. 

Este repunte de la actividad turística conlleva un incremento en la contratación del sector, en especial en hoteles y restauración, para hacer frente a la alta demanda. Los cambios en el personal suponen un verdadero reto para los directores de recursos humanos y los responsables de equipo, quienes tienen que encargarse de que los nuevos empleados se adecuen rápidamente al ritmo y al puesto de trabajo, el equipo encaje entre sí y todos se sientan cómodos en su entorno.

¿Qué se puede hacer para perfeccionar esta gestión? La clave está en ofrecer una experiencia de valor a las personas para que se adapten cuanto antes y las compañías obtengan los mejores resultados, reteniendo a los mejores empleados y todo ello repercuta en la mejora del servicio que se ofrece al cliente.

Workday destaca algunos consejos que los directores de RRHH deben tener en cuenta para sacar el máximo partido a su nuevo personal y que este tenga un buen desarrollo profesional:

  • Mejorar el proceso de selección. Los procesos de selección son duros, especialmente en momentos en los que el tiempo es oro, como puede suceder en la época estival. Por eso, hay tres aspectos que deben tenerse en cuenta a la hora de preparar el proceso: buscar diversidad en las habilidades del personal, hacer preguntas que vayan más allá de lo obvio o de la zona de confort – es decir, hacer preguntas de carácter más personal, partiendo desde el respeto y la asertividad – y no olvidarse de que ya se cuenta con talento dentro del equipo que también hay que cuidar. Teniendo en cuenta todos estos factores, las nuevas incorporaciones irán más acorde con la filosofía de la empresa, se sentirán a gusto con su rol y encajarán en el equipo ya existente.
  • Poner el foco en el engagement de los empleados. En este sector, las personas son lo más importante, y la pérdida de trabajadores clave impacta de forma directa en los beneficios y en la satisfacción del consumidor. Las empresas, por grandes o pequeñas que sean, deben implementar procesos de engagement formales y continuados para dar y recibir feedback de los empleados. Esto es especialmente importante en épocas de contratación o de cambios para que todo el mundo esté bien adaptado a la nueva situación, pero es una estrategia que debe seguirse todo el año.
  • Formar y estimular el aprendizaje. Cada empresa es un mundo y los trabajadores que llegan nuevos pueden no estar acostumbrados a su forma de proceder. Por ello, las organizaciones deben invertir en una formación inicial para propiciar la adaptación al puesto de trabajo y a la cultura empresarial. Además, para garantizar un buen rendimiento de los empleados y que estos se mantengan motivados, es importante ofrecer formación continua a lo largo de los meses.
  • Aprovechar herramientas de gestión. Las herramientas de gestión de equipos tienen un coste, tanto económico como de esfuerzo humano para implementarlas y entenderlas, pero su uso tiene multitud de ventajas a corto y largo plazo que hace que esa inversión se vea altamente recompensada.

De cara a los nuevos empleados, estos tendrán a su disposición toda la información necesaria para iniciar el desempeño de su rol, desde herramientas de aprendizaje hasta espacios donde poder ver y gestionar sus vacaciones, objetivos o cualquier otra información personal y laboral. La transparencia, facilidad de uso y posibilidades que ofrecen estas herramientas les ayudará a adaptarse mejor al trabajo, a entender la cultura empresarial y a seguir el desarrollo profesional al que aspiran.

“La campaña de verano es una de las campañas más importantes para el sector hotelero y la hostelería. Los directores de RRHH y los líderes de equipo deben tener claro que sin una buena estrategia para la gestión del personal y sin poner el foco en ofrecer una experiencia de valor, las nuevas contrataciones no se terminarán de adaptar a la empresa. Esto es fundamental dado el alto volumen de trabajo en estas fechas, que requiere de una gran eficiencia y productividad por parte de los empleados. Si ellos no están cómodos, se sienten valorados y encajan con el resto del equipo y con su puesto, la empresa no obtendrá los resultados esperados”, señala Javier Moreira, VP International Sales de Workday.


Veces visto
28

All copyrights for this article are reserved to Observatoriohr

Mostrar mas

Articulos Relacionados

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Close