Lo que supone el 22,2% de la población en el 2T19, 8,2 puntos porcentuales más que la tasa de paro

Portada infrautilizado

Pese a la disminución progresiva de la tasa de paro que la ha situado en niveles de 2008 (14,1%), métricas complementarias, como es la tasa de infrautilización del factor trabajo, ponen de manifiesto la dimensión real de colectivos laboralmente infrautilizados en España. 

Este análisis permite identificar colectivos como los desanimados, las personas que no buscan empleo pero desearían trabajar, o los ocupados con jornada parcial involuntaria, que contribuirían a reflejar mejor el descontento en el mercado laboral. 

A pesar que esta tasa de ha ido reduciendo desde 2013, la tasa de infrautilización del trabajo en España ascendería al 22,2% en el 2T19, 8,2 puntos porcentuales más que la tasa de paro. 

En valores absolutos, una tasa de infrautilización del 22,2% equivale a 5,2 millones de personas, siendo en su mayoría parados y ocupados a tiempo parcial involuntario (4,8 millones). Los desanimados y las personas que deseando trabajar no buscan empleo (400 mil) constituyen una minoría (los llamados activos potenciales). 

Mujeres, jóvenes y activos con baja cualificación son los colectivos más infrautilizados 

La tasa de infrautilización es sensiblemente mayor entre los colectivos históricamente más vulnerables. Así, las mujeres (27,9%), los jóvenes (45,4%), los extranjeros (31,2%), y las personas con baja cualificación (43,2%) son los que mayores tasas de infrautilización presentan. Además, se observa que estos colectivos infrautilizados no son los que más se han reducido en el último año, lo que enquista su situación laboral. 

Por el contrario, son los hombres (-6,7%) y los adultos de entre 45-54 años (-9.5%) los que más se siguen beneficiando de la recuperación del empleo. 

Tasa de infrautilización por colectivos, 2T18 y 2T19

Gráfico 1

Los países mediterráneos presentan tasas de infrautilización más elevadas y menores tasas de empleo 

Italia (26,4%), Grecia (25,5%) y España (23,4%) encabezan el ranking de infrautilización del factor trabajo en Europa, seguidos de Francia, Chipre y Portugal. A pesar de que Italia no es el país con la mayor tasa de paro de la UE, sí que presenta la mayor tasa de infrautilización, debido al peso del resto de componentes del índice. 

A su vez, existe una estrecha correlación negativa entre la infrautilización de la fuerza de trabajo y la tasa de empleo. Así, a nivel europeo, se aprecia como en los países mediterráneos, entre ellos en España, coexisten tasas de empleo bajas con ratios de infrautilización laboral altos. Nuestro país presenta una de las tasas de empleo más bajas del continente: solo el 48% de los españoles que podrían estar trabajando tienen un empleo. 

Tasa de empleo y de infrautilización en la UE (parados+activos potenciales+parciales involuntarios/activos+activos potenciales) 

Gráfico 2

La mayor parte de las CC.AA. ha reducido su tasa de infrautilización en el último año 

Como cabría esperar, las regiones con mayor paro oficial también presentan una tasa más alta de infrautilización del factor trabajo: Extremadura (31,2%) y Andalucía (31,1%). A pesar de que la mayor parte de las CC.AA. han reducido su tasa de infrautilización a lo largo del último año, ciertas regiones, como Aragón o Baleares, han visto incrementar este índice, si bien sus tasas de infrautilización son de las más bajas del país (17,6% y 18,2%, respectivamente). 

Valoración de Andrés Cruañas, presidente de ASEMPLEO

«La falta de tirón de otras actividades económicas que no sean el turismo y los servicios se traducirá, si se confirman las previsiones, en una desaceleración más intensa de la creación de empleo cuando finalice la temporada estival.  Esta previsible pérdida de pulso del mercado de trabajo se enmarca en un contexto de desaprovechamiento de recursos humanos. Es inadmisible que la tasa de infrautilización del trabajo se sitúe, todavía, por encima del 20% a mediados de 2019. Aun cuando la mayor parte está constituida por desempleados, la infrautilización de aquellos que trabajan parcialmente de forma involuntaria manifiesta una ineficiencia del mercado de trabajo que conviene corregir. De lo contrario, los colectivos más vulnerables laboralmente, como las mujeres, jóvenes y trabajadores poco cualificados seguirán sufriendo los avatares que la coyuntura económica provoque sobre el mercado de trabajo en esta nueva etapa de ciclo en la que nos adentramos».

*Si te ha resultado interesante este artículo, te animamos a seguirnos en TWITTER
y a suscribirte a nuestra NEWSLETTER DIARIA.

RRHHDigital

All copyrights for this article are reserved to Portada

Quantcast