Psicosoft eSport, nuevo accionista del club de eSports MAD Lions E.C.

A través de esta adquisición, la consultora expande su campo de investigación en materia de RRHH al entorno profesional de eSport

POR RRHHDigital,


03:30 – 18 de Septiembre del 2019


Psicosoft eSport, nuevo accionista del club de eSports MAD Lions E.C.

Llega septiembre y con él comienza la ‘vuelta al cole’ cargada de novedades. Tras un largo verano, Psicosoft eSport reabre sus puertas como nuevo accionista del club de eSports MAD Lions E.C. Con esta adquisición a través de su vehículo inversor, Psicosoft eSport busca expandir su campo de investigación en materia de Recursos Humanos al entorno profesional de los deportes electrónicos y se convierte en la primera consultora de RRHH accionista de un club español de eSports.

Psicosoft eSport, con sedes en Madrid y Barcelona, abrió sus puertas en 2018 con el objetivo de utilizar los deportes electrónicos como herramienta para procesos de Recursos Humanos, tales como la selección, evaluación, formación y desarrollo de personas. La jornada formativa cuenta con una valoración superior al 97% de satisfacción, y una tasa de recomendación del 98%.

“La sesión ilustra a la perfección, viviéndolo en primera persona y a través de juego, las claves necesarias a poner en práctica para alcanzar el éxito en un entorno de permanente cambio”, afirmó un asistente tras experimentar la jornada de ‘Vive las Competencias eSport’, donde los participantes ponen el juego los comportamientos críticos para abordar cualquier tipo de transformación en el entorno actual.

Los deportes electrónicos o eSports, se han convertido en una nueva herramienta para los departamentos de recursos humanos, mediante la cual pueden medir el trabajo en equipo, la competitividad, la capacidad de reacción en situaciones límites, y la capacidad de resolución problemas en tiempo real, entre otros.

*Si te ha resultado interesante este artículo, te animamos a seguirnos en TWITTER
y a suscribirte a nuestra NEWSLETTER DIARIA.

RRHHDigital

All copyrights for this article are reserved to Portada

Quantcast