El estudio subraya que, a pesar de la desaceleración laboral del mercado laboral de empleo en los próximos años, se prevé que las necesidades de empleo de las pymes aumenten en torno a un millón de empleos en cinco años y medio millón más hasta 2028. Además, el informe detecta escasez de profesionales en ámbitos como la construcción o técnicos de ciencias e ingeniería.

Gerardo Cuerva ha destacado que, como refleja este estudio, “las pymes han sido protagonistas en la generación de empleo durante el último año”. Un protagonismo que tendrá continuidad en el futuro, ya que según las previsiones que se desprenden del informe, las pymes “continuarán siendo protagonistas esenciales en la evolución del empleo global, pese a que la cifra de empleos creados pueda ser menor”. El presidente de CEPYME ha destacado el valor de este estudio para conocer las demandas de empleo en las pymes y adecuar las políticas formativas a dichas demandas.

Por su parte, Rodrigo Martín, asegura que “existe un cambio de modelo productivo en España, si bien a un ritmo aún demasiado lento, tal y como denota el hecho de que las ocupaciones más demandadas por las pymes continúan siendo las de perfil medio-bajo”. El presidente de Randstad también destacó “el crecimiento no homogéneo del empleo en España para la próxima década que será más elevado en los empleos de cualificación media-alta y registrará retrocesos netos en la oferta de trabajo para personal no cualificado”.


Para terminar, anunció que “durante los próximos diez años existirá un notable desajuste entre la oferta y la demanda en el mercado laboral, a pesar de lo cual, la tasa de paro seguirá reduciéndose hasta llegar al entorno del 10%”.

Randstad Research y CEPYME detectan que durante los próximos diez años existirá cierto desajuste entre la oferta y la demanda en el mercado laboral. Este fenómeno se compensará con el exceso de oferta en determinados perfiles profesionales, ya que algunos de los puestos sin cubrir serán ocupados con profesionales de otras cualificaciones, ya sea por trasvases a otros puestos, gracias a menudo a acciones de formación, o con el acceso a puestos de perfiles con mayor cualificación a la exigida.

Según este informe, los empleos que mayores problemas de déficit experimentarán serán los cualificados y no cualificados en la construcción y todos aquellos relacionados con las ciencias y la ingeniería. Por otro lado, se prevé exceso de oferta de personal agrario no cualificado, empleados de hostelería y profesionales de la enseñanza


El estudio subraya que las necesidades de empleo de las pymes pueden experimentar un aumento de en torno al millón de puestos en cinco años, a los que se sumaría medio millón más hasta 2028. En cinco años, las empresas pequeñas (de 10 a 49 empleados) demandarán 372.696 empleos (el 38,3%); las medianas (de 50 a 249), 312.610 (32,1%) y las microempresas (de 1 a 9), 288.198 (un 29,6%).

El Informe también analiza la evolución y situación actual de estas empresas en nuestro país. Durante 2018 contribuyeron a la generación total de empleo en una proporción similar a su participación sobre el mercado laboral total, un 53%, lo que supone más de 340.000 nuevas altas.


El estudio señala que los sectores más dinámicos para la contratación en las pymes fueron la informática, con un crecimiento del 12,1%, la construcción, un 10,9%, y la reparación e instalación de maquinaria, un 9,2%. En cuanto a las ocupaciones más demandadas por este tipo de empresas, destacan los empleados administrativos, camareros y cocineros, profesionales de apoyo en finanzas, matemáticas, ciencias sociales y TIC y dependientes de comercio.


Veces visto
28

All copyrights for this article are reserved to Observatoriohr

Quantcast