La Formación Profesional, clave de futuro laboral

España se enfrenta a una readaptación del modelo educativo, donde gran parte del éxito de la sociedad en el medio y corto plazo dependerá de la formación en la Formación Profesional. Y es que, la capacidad para encontrar trabajo dependerá de las nuevas demandas laborales y estas necesitan gente con preparación en los oficios que se enseñan en FP

Como ya indicaba Enrique Deibe, director del Centro Interamericano para el Desarrollo del Conocimiento en la Formación Profesional (Cinterfor) de la Organización Internacional de Trabajo (OIT), la formación profesional es «una clave importante» para afrontar el nuevo paradigma tecnológico, demográfico y ambiental que afecta el futuro del mercado laboral.

La alta demanda de titulados en FP en el panorama laboral español

Esta realidad se extrapola a la sociedad española, que deberá ajustarse con urgencia para preparar a las nuevas generaciones con el objetivo de cubrir las previsiones de las necesidades futuras en el mercado laboral nacional.

Desde el presente y hasta el 2030, los empleos que se generen, en España, requerirán más profesionales con cualificaciones medias, es decir, Formación Profesional, con un 65% de la demanda, que cualificaciones altas, Grado Superior y Graduados Universitarios, que se quedarán en tan solo el 35% del total de los puestos de trabajo.

Estas previsiones de crecimiento, sobre todo en el sector servicios, suponen todo un reto para España, que cuenta con una de las peores tasas de escolarización en FP de grado medio de los países que componen la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), con el 12% frente al 26% de media de la organización. Aun así, y a pesar de que queda un largo camino por recorrer, en los últimos años, el número de alumnos matriculados en FP está creciendo, destacando la evolución que se está produciendo en la Comunidad de Madrid.

Factores que facilitan el aumento de titulados de Grado Medio

España debe continuar implementando las acciones que le lleven a conseguir más titulados de Grado Medio. Algunos de los factores que facilitan este aumento son los siguientes.

Educación flexible; educación a distancia

El Grupo Me Forma es uno de esos centros de formación que facilita a los estudiantes acceder a este tipo de estudios, pues no solo ofrecen la Formación Profesional en sus centros físicos, sino que, además, brindan la oportunidad de recibir Formación Profesional a distancia a través de su Campus Virtual.

Son este tipo de acciones las que favorecen que un mayor número de alumnos puedan acceder a una educación de calidad que los prepare para el futuro, sin limitaciones por el tiempo o la distancia. De este modo, compaginar estudios y trabajo u otras obligaciones resulta mucho más fácil.

Acceso a FP Medio a Superior

Otro de los factores que explican el aumento de las matriculaciones en FP es la modificación de la normativa de las Comunidades, que ahora facilita el acceso de FP Media a Superior. Esta posibilidad de tránsito es una gran motivación para muchos jóvenes que pasan por algún bache y les ayuda a continuar estudiando.

Modalidad dual

Otro factor determinante en el buen momento que vive la Formación Profesional, en general, y de Grado Superior, en concreto, es el desarrollo que se ha llevado a cabo de la modalidad Dual. En esta modalidad, los alumnos cursan la mitad de sus estudios en el centro educativo y la otra mitad la desarrollan en un centro de trabajo. La responsabilidad de la formación y la tutoría es compartida por el centro educativo y la empresa.

El injusto desprestigio que ha sufrido la Formación Profesional

Los empresarios españoles hace tiempo que vienen denunciando la falta de perfiles intermedios en España, que les hace recurrir a titulados de fuera de las fronteras. Por poner un ejemplo, con las plazas actuales de FP no se cubre la demanda en sectores tan destacados punteros como la industria 4.0, tal y como asegura Juan Carlos Tejeda, director de Formación de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE). No queda otra, por tanto que , poco a poco, el nivel de las cualificaciones se tenga que adaptar a las necesidades reales del mercado.

Antón Costas, catedrático de política económica de la Universidad de Barcelona, piensa que ha sido un tremendo error la actitud que se tomó en España desde que desaparecieron las escuelas de maestría, en los años 70, y se vendió el acceso a la universidad, las carreras universitarias y las licenciaturas a los jóvenes como el elixir de las oportunidades, cuando la realidad es bien diferente.

Tal y como argumenta el propio Costas, los países con economías más prósperas, como por ejemplo Alemania, son más equilibrados y le dan un mayor peso de las profesiones medias. En esos países, las empresas de tamaño medio-alto participan activamente en la formación de los jóvenes, pues lo consideran acreditado. Esa actitud es la que tiene que cambiar en España, donde se ha tomado el camino opuesto, desprestigiado durante mucho tiempo este tipo de cualificación tan necesaria.

De hecho, uno de los grandes dramas que vive este país no es solo la cantidad de universitarios que ya han renunciado a trabajar en aquello para lo que se prepararon, sino que además tiene que esconder sus titulaciones cuando postulan por un puesto laboral para no ser descartados en el proceso de selección.

*Si te ha resultado interesante este artículo, te animamos a seguirnos en TWITTER
y a suscribirte a nuestra NEWSLETTER DIARIA.

RRHHDigital

All copyrights for this article are reserved to Portada

Quantcast